top of page

LifeBox y su innovadora metodología de aprendizaje para la capacitación de colaboradores en empresas

  • La edtech, que busca democratizar el desarrollo de power skills o habilidades poderosas en las organizaciones de Latinoamérica a través de experiencias memorables, espera cerrar este 2023 con 25 clientes, lo cual señalan, representa sobre el 100% de crecimiento respecto al año anterior, enfocándose principalmente en empresas grandes, es decir sobre 1.000 colaboradores.

Fue en Estados Unidos cuando Mauricio Peñafiel mientras exploraba la biblioteca de la Universidad de Stanford, conoció el libro "Mind Gym: Achieve More by Thinking Differently", de Sebastian Bailey y Octavius Black, y con ello, una nueva forma de aprender y capacitar a las personas en una organización.


Ese fue el punto de partida que lo inspiró junto a Valentina Laval -su actual pareja-, a buscar alguna solución que contribuyera a generar un impacto significativo en la vida de las personas, a través de una metodología de aprendizaje que fuera transformadora tanto a nivel laboral como personal.

Así fue como nació LifeBox, la edtech que busca democratizar el desarrollo de power skills en las organizaciones de Latinoamérica a través de experiencias memorables. El objetivo de esta startup chilena -cuyo modelo de negocio es b2b-, es entregarle al área de personas de las organizaciones, una innovadora solución tecnológica que permita la capacitación y entrenamiento de las habilidades poderosas de sus colaboradores.

Al respecto, su fundador y CEO, Mauricio Peñafiel, indicó que “nuestra misión es facilitar que las personas descubran, desarrollen y potencien esas habilidades que no se suelen enseñar en entornos educativos tradicionales, pero que son fundamentales para alcanzar la mejor versión de sí mismos, tanto en su vida profesional como personal. Algunas de ellas son: la empatía, la resiliencia, el liderazgo, la comunicación efectiva y muchas otras habilidades que son esenciales y muy valiosas para el éxito y bienestar de un colaborador y su equipo”, comenta Peñafiel.


Continuó indicando que “algo muy importante de nuestra solución -que cuenta con código Sence-, es que permite que las organizaciones puedan capacitar a ese 70% que probablemente nunca había recibido herramientas como estas”.


La solución que entrega


Lifebox busca que las capacitaciones en el ámbito laboral sean efectivas y al mismo tiempo que los colaboradores lo pasen bien mientras aprenden. “Uno de los grandes dolores de las áreas de personas, es que existe mucha capacitación teórica con una alta deserción. Por eso, nos preguntamos: ¿cómo generar algo que sea muy práctico, que la gente lo quiera hacer, que les encante, que lo pasen bien y genere el impacto que todos buscamos?”, comentó Mauricio Peñafiel.


Valentina Laval, head de contenido y cofundadora de LifeBox agregó que “para lograr lo anterior, nos adaptamos a la cultura de cada organización y a sus necesidades, incluso co-construyendo nuevos micro-cursos. Nuestro objetivo, es lograr fortalecer sus valores corporativos y generarles propuestas que le agreguen valor a cada colaborador, lo que se traduce en mejores resultados tanto internos como externos. Lo anterior lo hacemos a través del entrenamiento de habilidades como mentalidad ágil, agilidad emocional, comunicación efectiva y mentalidad de crecimiento”.


Clientes


LifeBox se enfoca en las grandes empresas que tienen el desafío de que sus colaboradores trabajen como equipo, se comuniquen con efectividad y adquieran otras power skills para desempeñarse de forma exitosa y así, lograr sus objetivos como equipo.


Actualmente más de 20.000 personas han desarrollado habilidades transversales con LifeBox, en empresas como Falabella Financiero, Banco Santander, Enel, Collahuasi, Walmart, entre otras.


Proyecciones y crecimiento


Cabe señalar que para partir, LifeBox, comenzó con un capital inicial bootstrapping de $500.000 y que a pesar que, según indican, tuvieron un inicio con factores externos bastante difíciles -como el estallido social y pandemia-, su crecimiento ha sido constante.

“En los primeros dos años de operación, el crecimiento ha sido de un 100% aproximadamente, y en 2022 un 115%, año en que cerramos con nuestro primer medio millón de dólares en facturación”, comentó su fundador y actual CEO.

¿Qué viene para después? Esperan cerrar este 2023 con 25 clientes, lo cual indican, representa sobre el 100% de crecimiento respecto al año anterior, enfocándose principalmente en empresas grandes, es decir sobre 1000 colaboradores.


Asimismo, para este segundo semestre tienen planificado levantar capital mediante una ronda de financiamiento seed de USD$ 1.000.000. Lo anterior para acelerar su inversión en tecnología y lograr un producto robusto, que les permita lograr una expansión internacional a otros mercados de interés dentro de Latinoamérica, como Perú, Colombia y centroamérica.


“Estamos en conversaciones con un partner para concretar nuestro ingreso al mercado centroamericano. Nuestro objetivo es que de la mano de este partner podamos tener novedades durante el último trimestre de 2023”, finalizó Mauricio Peñafiel.

コメント


bottom of page