top of page

Lean Management: el enfoque que podría aumentar la productividad de las pymes

  • Por Claudia Valdés Muñoz, gerente general de BBSC


Sin duda, la nueva ley que obligará a todas las empresas a reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales representará un desafío para la productividad. Y aunque muchos líderes empresariales se han preparado con antelación para enfrentar éste y otros cambios normativos, para las pymes el camino puede ser aún más complejo.


El precio del dólar, las altas tasas de interés, el costo de la energía y la escasez de mano de obra, por ejemplo, han levantado las alertas invitando a pequeñas, medianas y grandes empresas a planificar cuidadosamente el próximo año. En este escenario, el Lean Management puede ser de gran ayuda.


Dicha metodología podría contribuir a la resolución temprana de diversos problemas y, al eliminar el desperdicio, mejorar la eficiencia, reducir costos e incluso optimizar la calidad de los servicios en una empresa. En los años setenta, grandes empresas a nivel mundial comenzaron a aplicar este enfoque que aterrizó en Chile para ir despejando las ineficiencias.

Sin importar el tamaño de la organización, “sacar la grasa”, es decir, todo lo que no contribuya a alcanzar los objetivos no puede sino traer beneficios y, debido a las crisis que enfrentamos como país, acelerar el cambio cultural que se necesita para adoptar metodologías modernas y nuevas herramientas tecnológicas se ha vuelto imperativo.


Nos acostumbramos a ser lentos, a trabajar poco y a desaprovechar las oportunidades que abre la tecnología que muchos observan con cautela. Pero, las generaciones nuevas vienen con otra mentalidad. Mientras que para una empresa tradicional una quiebra significa el fin de la carrera empresarial; para las startups puede representar una oportunidad.


Así lo hemos comprobado en Best Business Solutions Consulting, al asesorar contable y tributariamente a un mundo tan diverso, donde la mirada holística nos ha llevado también a entregar recomendaciones que, a veces, van un poco más allá de nuestro campo; pero que las startups agradecen especialmente.


En este sentido, nuestro consejo para quienes sienten que los problemas  parecen insalvables es: pensar estratégicamente e incorporar todas las herramientas y metodologías que puedan ayudarles a adaptarse rápidamente a los cambios. Así, podrán comprobar que con planificación y mejorando la eficiencia, las dificultades se van resolviendo de manera mucho más fácil. 

Comments


bottom of page