top of page

Circulate Capital llega a Chile y Latam con inversión de USD $65 millones

  • La firma estableció alianzas con distintas organizaciones a nivel mundial con el objetivo de impulsar las iniciativas de reciclaje y reducción de residuos de esas compañías y así evitar que más basura llegue hasta los océanos.

Según estima la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de no tomarse acciones concretas ahora, al 2060 el mundo podría llegar a tener una acumulación de 348 millones de toneladas de plástico en ríos y lagos y 145 millones de toneladas en el mar.


En Chile, la situación no es mejor, la organización Oceana calcula que el 75% de los desechos que contaminan los mares corresponden a plásticos. En el país, se consume aproximadamente un millón de toneladas de plástico al año, de las cuales solo un 8,5% se recicla. De este porcentaje, apenas un 1,4% corresponde a plásticos domiciliarios.


Situación urgente que invita, sin duda, a levantar las alarmas y con esa problemática en mente y tras un exhaustivo estudio de América Latina y el Caribe (LAC) es que Circulate Capital, inversionista líder en impacto ambiental que promueve la economía circular para plásticos en mercados de alto crecimiento, anunció de manera oficial su llegada a Chile, América Latina y el Caribe, en alianza con empresas líderes en sus respectivos sectores y comprometen una inversión inédita de USD $65 millones para escalar la cadena de suministro de reciclaje en la región.


La iniciativa de Circulate Capital se enfocará inicialmente en Chile, Colombia, Brasil y México, expandiéndose posteriormente a toda la región. Como lo destacan las Naciones Unidas, las economías en crecimiento de América Latina y el Caribe han avanzado más rápido que sus infraestructuras de reciclaje y gestión de residuos. Como resultado, existe la oportunidad de fortalecer y escalar la cadena de valor del reciclaje en toda la región.


Ernesto Hanhausen, Investment Partner de Circulate Capital para LAC, destacó “Creemos que podemos crear un impacto masivo si trabajamos en conjunto. Destinaremos 65 millones de dólares en la región para impulsar todas las iniciativas que nuestros aliados llevarán a cabo, y esto es sólo el principio. Tomar acción es importante, sobre todo considerando que LAC tiene una de las tasas de reciclaje más baja del mundo; todo el plástico que se produce, se convierte en residuos que se quedan en la región. Generamos más de 30 millones de toneladas de residuos al año, de las cuales más de 4 se van directo al mar”, explicó.

Es importante mencionar la relevancia de la economía circular y el reciclaje para evitar que más basura llegue hasta los océanos. Es por esto que la propuesta de Circulate Capital tiene como objetivo:

  1. Escalar el uso de soluciones sistémicas en las empresas para replantear las cadenas de suministro de reciclaje, desde la recolección y clasificación hasta el procesamiento y la fabricación.

  2. Mitigar el cambio climático y los riesgos ambientales.

  3. Avanzar en la economía circular del plástico.

  4. Beneficiar a las comunidades locales y crear fuentes de trabajo.


El modelo único de Circulate Capital aprovecha las redes y la experiencia de IDB Lab, así como de CP Chem, Danone, Dow, Mondelēz International y Unilever, quienes buscan nuevas soluciones para apoyar el cumplimiento de sus compromisos globales de sostenibilidad. Más allá de la financiación, Circulate Capital y sus socios brindan asesoramiento y apoyo técnico a las empresas de reciclaje para ayudarlas a alcanzar estándares de calidad globales y obtener acceso a las cadenas internacionales de suministro.


Durante su intervención, Marcelo Cabrol especialista del IDB Lab indicó , “Para nosotros en el BID fue muy fácil tomar la decisión de sumarnos a esta iniciativa por el objetivo que tiene. Hay 150 millones de toneladas de residuos flotando en el mar y Latinoamérica y el Caribe contribuye con el 12% de ese total. Esto se debe a cuestiones demográficas y de crecimiento poblacional, y la pregunta del BID es ¿cómo vamos a trabajar en innovación y tecnología para solucionarlo? Colaborar con empresas que lo están haciendo es fundamental para nosotros”, dijo.


Finalmente, Laura Bonilla explicó que en Unilever ya cuentan con envases de productos que están hechos 100% por plástico reciclado grado alimenticio; pero indicó que aún cuando hay avances en la circularidad de los plásticos rígidos, existe un largo camino por recorrer en materia de infraestructura para el acopio y el reciclaje de estos productos, lo que ayudaría a que toda la cadena de valor se fortalezca.


Circulate Capital llega a Chile y el resto de Latinoamérica y El Caribe con el objetivo de impulsar las iniciativas de estas, y otras empresas, que tengan como prioridad entrar a la economía circular y ayuden a mitigar el cambio climático que los residuos plásticos implican. Además, se busca dignificar el trabajo de quienes se dedican al acopio y recolección de residuos para reciclaje, para así impactar positivamente en la calidad de vida de las poblaciones locales.


Comments


bottom of page